lirikcinta.com
a b c d e f g h i j k l m n o p q r s t u v w x y z 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 #

lirik lagu 1981 – el hombre remoto

Loading...

[letra de “nebulosa”]

[verso 1: el hombre viento]
fuimos los hijos del víbora de nazario, de las conversaciones sucias
del creepy del tótem de las caricias a oscuras
fuimos manadas de niños esquivando al gramo
corriendo por la delgada línea que estábamos inventando. f
fuimos la infancia a la puerta del bar. los descendientes de sal
bailarines de una familia crepuscular deseando abrazar el mar
paseábamos con bicis esperando al diablo
muchos se perdieron las horas y la droga pasan pasan y pasan desp*cio
y no reconocer la mirada de quién te vio nacer
volver al lunes y desear algo incierto, querer levantar y no poder
pues dar forma a algo es imposible si te falta el aliento
el aguante de un niño se mide en la risa, el llanto, en la dureza del tiempo
no hubo consciencia al mandarnos callar
al limitarnos a mirar lo injustificable y obligarnos a soñar
menudeo a través de teléfonos en casas que deberían estar hablando de hacer planes de verano
pero los veranos no llegan y la vida se escapa gritando
estudiar con abrigo en un hogar sin luz, arreglar la cama al hermano
pensar que hoy habrá buen humor. que podrás ser niño, que no acabarás sangrando
somos los hijos de una generación rota
de padres balbuceando el amor que sentían por nosotros vomitando en el lavabo
suzanne vega, el último de la fila, manolo tena, golpes bajos
mike oldfield, sinead o connor, supliendo la carencia del tacto
enseñándonos la vida y un camino a través de nuestros cascos
dibujando la forma del amor, llevándonos de la mano
[scratches dj taktel]

[verso 2: el hombre viento]
y así crecimos los hijos del jueves de iva de ran cerox
de azagra, de asterix de la herencia de john lennon
la sombra de un junco en una selva inmensa
el viento cuando la tormenta besa, profetizando calor al hogar en el fragor de la guerra
crecimos como crece el olivo fuerte sobre sus raíces retorcido
desafiando al tiempo, ignorando el camino
crecimos como crece mayo en un intento breve por olvidar el frío
y el invierno se quedó dentro, imaginando el cariño
disimulando los golpes aguantado sin rendirse
aunque los años fueron tinieblas supimos que la luz volvería tras el eclipse
y hoy hay sol y mañanas que nos besan las heridas de guerra nos recuerdan
cada doloroso peldaño de esta escalera
paz para todas las hijas e hijos de los 80
que ahora son madres y padres
y dan ese amor que para ellos fue ausencia
paz para marta, josé, para eva
paz para las delicias las rondillas las batallas
para el rumor de la esgueva